Día 1: abundancia para principiantes

Actualizado: 22 de abr de 2019

La abundancia es una de las muchas energías que se encuentran entre nosotros, en el Universo, y como tal es un derecho que esta al alcance de todos y que deberíamos coger. Esto significa que todos deberíamos ser y deberíamos creernos abundantes porque, lo creas o no, hemos venido especialmente a experimentar esto, a ser felices y a disfrutar. Es una de las cláusulas de nuestro contrato que firmamos al nacer y tú no eres una excepción. Sí, como lo estás leyendo, uno de los propósitos de tú vida es ser feliz y sentirte pleno, pero este tema ya lo explicaremos en otro post.


Pero, ¿Qué es la abundancia?


La abundancia es la creencia absoluta y la sensación de estar viviendo una vida plena, teniendo y siendo todo lo que necesitas en este momento para desarrollarte, crecer como persona y ser feliz. Una frase muy típica que las personas abundantes utilizamos normalmente es esta: “me siento muy afortunado por lo que tengo y por lo que soy o por lo que me he convertido”.


La realidad es que para ser abundante no tienes que tener ninguna condición física ni mental especial, no tienes que ser una persona con suerte ni un mimado de la vida. La abundancia esta aquí para todos y es tu decisión activarla en ti o no. Y digo activarla en ti porque bajo ningún concepto es algo que tienes que buscar fuera de ti, no esta en un bosque escondida a la espera de que alguien llegue y la descubra. Tampoco tienes que hacer ningún ritual especial ni danza de la lluvia para atraerla y lo digo porque es muy típico esta pregunta: Laura, ¿Cómo atraigo la abundancia a mi vida?. Si te das cuenta en esta pregunta lo que se afirma sin pretenderlo es como o que puedo hacer para que algo, (la abundancia) que no esta, en mi venga hacia mi. Esto esta mal planteado, ya somos abundantes y tú ya eres una persona abundante, lo que pasa es que se te ha olvidado o no te das cuenta de ello (si has visto el calendario hablaremos también de esto con más profundidad).


Por lo tanto, si no crees que eres una persona abundante y no te sientes abundante lo que sientes es que eres una persona carente, que vive en la carencia. Es decir, sientes que no eres suficiente y que no tienes lo suficiente para desarrollarte, crecer y ser feliz. Supuesta mente te faltan cosas materiales o personales para sentirte afortunado/a y dar gracias a la vida y claro, ¿A quién le gustaría vivir en un mundo donde te falta todo aquello que supuéstamente necesitas para ser feliz? ¿A quién le gustaría estar en la piel de una persona que se siente pequeña e insignificante?


Te aseguro que a nadie le gusta vivir en esta situación y te lo digo por experiencia, por este motivo dejé de perseguir la abundancia como concepto para convertirla en mi estilo de vida. Y esto es lo que me gustaría que entendieras a lo largo de estos días, me gustaría que empezaras a verte a partir de YA como una persona plena y con una vida plena. Y sí, sé que ahora mismo tu ego o tu mente esta estallando en excusas y mientras lees la palabra excusas más se enfada y me dice ¡NO SON EXCUSAS! Lo sé, he estado también en esta situación y déjame que te diga una cosa, en el momento en que eres consciente de que algo no va bien y lo sigues manteniendo en tu vida ese problema deja de convertirse en un problema para convertirse en una excusa para mantenerte en el mismo sitio día tras día.



Práctica:


Si la abundancia significa algo así como sentirse orgulloso, agradecido y afortunado día tras día por lo que eres y lo que tienes en tu vida, responde a estas preguntas aunque sea mentalmente:


¿Qué necesitas material para ser abundante?

¿Quién necesitas ser o convertirte para ser abundante?


¿Por qué no hay abundancia en tu vida, que te falta, que más necesitas ser o tener?


*Síguenos aquí para poder compartir, preguntar tus dudas y nutrirte de las respuestas de nuestra comunidad. Allí estamos juntos día a día apoyándonos para cada día sanar un poquito más.

188 vistas2 comentarios